lunes, 25 de enero de 2016

SE OLVIDARON DE CABEZAS

A 19 años del asesinato de José Luis Cabezas se hace necesario, a modo de homenaje y de revelación de hasta donde pueden llegar algunos intereses, volver a publicar esta nota que muestra los lazos de este magnicidio con la política y la economía. El crimen del fotógrafo estuvo lejos de estar motivado en la divulgación de la imagen de Alfredo Yabrán, como se djo hasta el cansancio, sino que antes que nada buscó sacar del escenario polìtico al entonces gobernador bonaerense Eduardo Duhalde al lapidar su postulación a futuro -"Me tiraron con un muerto", dijo entonces- y al presidente Carlos Menem que buscaba su "re-re". El objetivo era no solo dejar firme el "trabajo sucio" que ya habían hecho ambos, especialmente con las privatizaciones y la deuda externa -de continuar en el poder habrían puesto en "peligro" cualquier acuerdo, como el canje de deuda, al aumentar la reacción opositora a futuro-, sino además ratificar todo lo hecho con un nuevo gobierno, tal como sucedió (y se amplió con el Megacanje) durante la presidencia de Fernando de la Rúa.

Si una imagen vale más que mil palabras, ¿cuánto valen cinco?
La frase, aunque remanida, viene muy a propósito de una operación de prensa que se produjo en torno al asesinato de Cabezas lo que evidencia que el caso nunca quedó del todo cerrado o que al menos todavía genera cierto silencio cómplice en torno a las razones que lo impulsaron. Es que el uso de ciertas imágenes (justamente eso) de la audiencia del 10 de noviembre de 2009, en el juzgado de María Servini de Cubría, revelan más de esa complicidad de ciertos representantes de la política y de los dos diarios de mayor tirada de la Argentina, Clarín y La Nación, que lo que obviamente ellos mismos hacen a través de sus opiniones y de sus editoriales.

Ese 10 de noviembre el ex gobernador y ex presidente Eduardo Duhalde asistió al juzgado por la demanda contra Elisa Carrió, quien lo había acusado por su responsabilidad en el narcotráfico.
Como se puede ver, Clarín y La Nación (fotos 1 y 2) publicaron sendas fotografías donde se visualizan a todos los actores menos a uno, Alejandro Vecchi, el ex abogado de la familia de José Luis Cabezas y en ese caso defensor de precisamente quien era nada menos que el gobernador bonaerense cuando sucedió el asesinato y quien lo resumió con una frase reveladora: "Me tiraron con un muerto".

Lo llamativo del caso es que tanto Clarín como La Nación publicaron sendas fotos de esa audiencia sin la presencia de Vecchi pese a que están suscriptos a los servicios de la agencia de noticias Télam y por lo tanto tenían en su poder otras imágenes del juicio que les envió la agencia y donde se veía claramente a Vecchi detrás de Chiche y del propio Duhalde (fotos 3 y 4), las cuales eran indudablemente mucho más valiosas periodísticamente que las que no mostraban esa presencia.
También es llamativo que Carrió, quien abrió las peores sospechas sobre la actitud mafiosa de Duhalde, no haya advertido ni denunciado ni utilizado para su argumentación que allí mismo estaba presente una prueba viviente de cómo el defensor de una víctima puede convertirse o ser convertido en nada menos que el defensor de un presunto victimario o al menos de un perjudicado directo por la investigación sobre esa muerte. Según la justicia, en el asesinato participaron policías bonaerenses (Duhalde era el gobernador), que fueron condenados, y solo un miembro de la seguridad de Yabrán, Gregorio Ríos (la pista de otros ex represores que trabajaban para el "cartero" dentro de Brides -Brigadas de la Esma, aseguran-, nunca se terminó de investigar: http://edant.clarin.com/diario/1999/12/19/t-01201d.htm y http://edant.clarin.com/diario/2000/01/10/t-01003d.htm).
Todo tiene una explicación y la presencia de Vecchi la requiere especialmente para comprender la verdadera magnitud del propósito. Duhalde, cuando era "presidente interino", indultó a Vecchi, quien había sido condenado a dos años de prisión en suspenso e inhabilitado por cuatro para ejercer su profesión por haber estafado a una defendida. La resolución, que no fue anunciada en ese momento, quedó plasmada en el decreto 181/2002, firmado el 24 de enero por el propio Duhalde y por su ministro de Justicia, el ex radical (como Carrió) y ahora Pro, Jorge Vanossi. El indulto a Vecchi fue publicado un día después en el Boletín Oficial, es decir, el 25 de enero de 2002, precisa y perversamente el mismo día en el que se cumplían cinco años del asesinato del fotógrafo, y el mismo día en que Duhalde y Chiche decidieron recordarlo con una misa en la residencia presidencial de Olivos nada menos que junto a sus padres (foto 5).
Más allá de la cuestión cuasi mafiosa de exhibición de poder demostrada en esas decisiones, el indulto, la fecha de publicación y el pavoneo con los padres de José Luis, la pregunta clave del caso es: si Duhalde (como Carrió y tantos otros) no oculta nada sobre el asesinato de Cabezas, cuál es la circunstancia que conoce como para tener "agarrado" justamente a ese emblemático abogado, que se presume es quien más sabe sobre esta causa.

Nota al pie: Después de indultarlo, Duhalde contrató a Vecchi y lo hizo designar como abogado por los principales intendentes del conurbano... Vecchi, quien dice haber sido amenazado y golpeado alguna vez, ya no es una víctima... Pese a pertenecer al grupo Reporteros sin Fronteras -vaya a saber uno en condición de qué-, en 2008 Vecchi tuvo otro gesto hacia la prensa. Al reflotar la demanda de Duhalde contra Hernán López Echagüe por su libro "El Otro", donde el ex periodista de Página/12 -en exilio forzoso en Uruguay justamente por ese libro-, relata los vínculos del ex presidente con el narcotráfico y con el manejo discrecional del Fondo del Conurbano, Vecchi le propuso a Echagüe que se autoinculpara y publicara una solicitada en todos los diarios diciendo que sus fuentes le mintieron. 

viernes, 30 de enero de 2015

LA MUERTE DE NISMAN Y LA DESESTABILIZACIÓN


El esclarecimiento de la muerte del fiscal Alberto Nisman puede resultar en una suerte de revolución copernicana que lleve las sospechas sobre su autoría de girar en torno a la participación iraní, siria o libanés en el atentado a la Amia a hacerlo alrededor de la pista que alguna vez se tuvo sobre EE.UU. y el propio Israel, con la ex Side como cómplice.

La muerte de Nisman no explica que su denuncia por encubrimiento contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sea cierta sino todo lo contrario. Suponer que un posible sospechoso va a autoincriminarse en un delito a sabiendas de que todos deducirán que él lo hizo es no tener en cuenta justamente esa hipótesis básica. Y por el contrario, si alguien quisiera endilgarle la autoría a otro en particular tomaría precisamente ese camino de lo “obvio o evidente” para que no hubiera dudas y engañar así a quienes no alcanzan a pensar de otra manera, que suelen ser más de los que uno se imagina. Lo que sí está claro es que esa muerte, asesinato o suicidio inducido, tuvo un certero impacto político y si alguien la pergeño y la ejecutó lo hizo para obtener un resultado: desestabilizar al gobierno.

Es que la forma y la extraña oportunidad del presunto suicidio de Nisman confirma no solo que no fue el resultado de una lucha intestina entre los servicios locales sino más bien el producto de una trama mucho más perversa. Ese derrotero incluye el borgiano viaje del casi sentenciado hacia su destino. Una presunta ejecución sumaria a manos de un sicario bastante más preparado que cualquier criminal de uso interno puede hacer presumir que hubo una participación internacional en el asunto. La otra hipótesis, la del suicidio inducido, refiere a una fórmula alguna vez ya probada con cierto éxito en la Argentina, que bien puede ejecutarse a través de la amenaza a un familiar directo, por ejemplo a una hija, tal como aseguran que sucedió en el caso de Alfredo Yabrán, también contaminado por su cercanía con la CIA (Ver Nisman, Ecke...), y tal como se infiere del propio temor de Nisman. “Cuidá a tus hijas”, le advirtieron al fiscal, según contó el “técnico” Diego Lagomarsino, quien le "prestó" el arma fatal "para que la guardara en la guantera y defendiera a sus hijas" pese a que en ese mismo momento estaban en Europa. Como la CIA, como la ex Side,
Lagomarsino es un tema aparte. Acompañado por su abogado, Maximiliano Rusconi, el mismo que defendió al ex presidente Carlos Menem nada menos que en la causa por el contrabando de armas, Lagomarsino montó una conferencia de prensa, sin preguntas, es decir para repetir un libreto y nada más, donde entre otras cosas alcanzó a decir que Nisman le pidió el arma "por si viene algún loquito con un palo y me grita traidor (sic) hijo de puta", sin explicar obviamente por qué habrían de llamarlo "traidor". Nada quedó claro en lo de Lagomarsino, excepto sea que "actuó" mal y se le notó demasiado. Y no es poco. Es que Lagomarsino, según lo dijo y repitió el propio Grupo Clarín, es un agente (inorgánico al menos) de la ex Side y fue el nexo entre el ex jefe de la Side, desplaado por el gobierno, Antonio "Jaime" Stiuso y Nisman, una cuestión que ni el "técnico" ni su abogado se ocuparon de aclarar. Y es que si Lagomarsino trabaja para Stiuso y Stiuso trabaja para la CIA no queda mucho por aclarar. Para peor, Stiuso ahora dice que sus hijas también están amenazadas... y de hecho tiene custodia para ellas tal como pidió en Comodoro Py.   

Entonces, para decirlo más claro. Quien tuvo la capacidad de cometer un crimen de tamaña magnitud institucional, en medio de la denuncia contra la Presidenta, es el mismo que tuvo y tiene la capacidad de llevar adelante atentados semejantes como el de la Amia o el de la embajada de Israel. Y por ende es también quien tiene la capacidad de encubrirlos todos. Si resulta además que los autores del atentado a la Amia no fueron los acusados iraníes como demuestra la evidente falta de pruebas de la propia investigación de Nisman, los únicos con operatividad para hacerlo son la CIA o el Mossad, solos o juntos (ayudados como siempre y como en todo el mundo por la inteligencia local), justamente las agencias que el fiscal decía que eran las que tenían más datos sobre los atentados. De hecho, en julio de 1994 el ex presidente Carlos Menem (procesado por la causa Amia) “aceptó” la ayuda de ambas centrales de inteligencia para esclarecer el atentado y les sumó la colaboración de Stiuso (siempre se dijo que las agencias se sumaron para plantar prueba contra los iraníes, antes que para resolver nada). Ahora, frente a lo de Nisman, a días de su muerte, Estados Unidos volvió a ofrecer sus “servicios” para esclarecer el caso…

Todo indica entonces, y en eso coinciden la mayoría de los analistas, que nunca puede haber sido Nisman el objetivo en sí mismo sino en todo caso Irán y por extensión la Argentina como país líder de una región que rechaza o al menos obstaculiza los planes del neoliberalismo al imponerse democráticamente sobre sus expresiones o representaciones locales. De allí la necesidad de imponer sus planes por otra vía, o sea la no democrática, como el llamado "Golpe Blando", la fórmula ideada por Gene Sharp (Ver El Golpe Blando y Estados Unidos...) y llevada adelante por la CIA para derrocar los gobiernos que no son afines al capitalismo a ultranza en el mundo. Aquí vale atender a que el capitalismo judío es el mismo que impera tanto en Israel como en EE.UU. y por lo tanto todo lo que es funcional a los intereses de uno lo es también a los del otro. Para el experto en seguridad y diputado provincial de Nuevo Encuentro, Marcelo Sain, lo de la CIA tiene sus bemoles. Según Sain, Nisman reportaba a la CIA, pero la CIA no necesariamente responde al gobierno de EE.UU. sino que bien puede hacerlo también al sector que responde a los republicanos más conservadores (¿será por eso eso que justamente la palabra "república" suena tanto en los periodistas y políticos sospechados de trabajar para la CIA?). EE.UU. tiene hoy especial interés geopolítico en Irán no solo por el petróleo, ese oscuro objeto del deseo que guía todas las acciones del gobierno norteamericano, sino también por su desarrollo nuclear, que lo hace verdaderamente temible y más, si logra cierto acercamiento con la Argentina, líder en la región en materia nuclear, aunque siempre en su uso en forma pacífica. Pero nunca se sabe. Por eso el interés de EE.UU. en aislar a Irán y si es posible en sepultarlo bajo un manto de sospechas para, como siempre, tener la excusa de la invasión a mano para alcanzar así la apropiación de su riqueza, regla base del capitalismo.
La pista de la autoría iraní del atentado a la Amia fue promovida por EE.UU. e Israel desde un principio y Nisman ha sido el abanderado de esa causa, impulsado por Stiusso, es decir por la ex Side, la CIA y el Mossad. Según coinciden el propio juez a cargo de la causa Amia, Rodolfo Canicoba Corral, y el canciller Hector Timerman, Nisman tenía relación directa con el ex jefe de la Side, Stiusso -él lo guiaba, dicen ambos-, y mantenía un estrecho vínculo con la agencia madre, la CIA. A su vez, según detallan los cables de la embajada de EE.UU. desclasificados y publicados por Wikileaks, Nisman consultaba cada paso a realizar en la causa Amia directamente con el embajador y hasta llegó a pedirle disculpas por no haberle avisado a tiempo sobre qué iba a hacer.
Esta claro entonces que si Nisman tenía relaciones cuasi laborales con el mejor amigo argentino de la CIA y a la vez rendía cuentas a “La” embajada de cuanto hacía, ni a la ex Side ni a la CIA ni al Mossad ni a “La” embajada los debe haber sorprendido la denuncia del fiscal contra la Presidenta ni nada de lo que vino después, incluida su propia muerte.
Tanto no los debe haber sorprendido que son ellos los principales sospechosos de haberle ordenado a Nisman que suspendiera el viaje que estaba haciendo por Europa y haber dejado a su hija de 15 años en un aeropuerto.  De cualquier forma eso tampoco explica la urgencia del regreso, pero sí lo explica un plan más amplio, más parecido a un complot o conspiración, por feo que suene, y donde hubiera otros actores de mayor peso involucrados. "Pensé que no iba a ser ahora", dijo Nisman en un mensaje de texto enviado a sus amigos para contarles de su denuncia. Es más, el propio fiscal le adelantó su destino a una periodista del Grupo Clarín, asidua visitante de “La” embajada, Natasha Niebieskikwiat. "Yo puedo salir muerto de esto", le dijo, según destacó el diario The New York Times. Extrañamente, Nisman eligió esas mismas y exactas palabras, para decírselas también a la “experta” en la causa Amia y ex abogada de la Daia, Marta Nercellas, según se lo aseguró la letrada a la propia Niebieskikwiat. O Nisman tenía poca inventiva o se trató de un discurso preparado por él o por sus interlocutoras... 
Otro que habló del miedo a morir fue el periodista Damián Pachter del Buenos Aires Herald, quien fue el primero en informar de la muerte de Nisman. Seis días después de dar la “primicia”, Pachter partió rumbo a Montevideo, con fecha de regreso para el 2 de febrero, pero apareció en Israel. Fopea, el foro de periodismo que recibe subsidios del Congreso de EE.UU. a través de la NED (The National Endowment for Democracy, algo así como la cara social de la CIA) y de la Fundación Roberto Noble del Grupo Clarín, pidió a “las autoridades correspondientes” la máxima atención a la seguridad de los periodistas en estos momentos”.     

 
Pachter, según se ocupó de informar el diario La Nación, es un especialista en el caso Amia y escribe para el diario israelí Haaretz donde ahora explicó todo su derrotero Obviamente habla hebreo a la perfección y estuvo tres años trabajando en el ejército israelí. Fue el único periodista del país que supo de la muerte de Nisman y dijo que la fuente que le pasó esa información es la misma que le pasaba datos sobre la causa del atentado a la Amia. “Ahora me van a acusar de ser del Mossad”, advirtió. Y... sí.
No es casual que la noticia de Nisman haya llegado a los diarios del mundo. La red de medios y sobre todo periodistas vinculados o que trabajan para “Las” embajadas, o la CIA para decirlo de una forma más sencilla, es tal que es capaz de garantizar casi cualquier operación de prensa necesaria para manipular la información tal como lo reconoció, casualmente, el titular de la CIA, John Brennan, a principios de diciembre pasado ante el mismísimo Congreso de EE.UU.. Como no es casual que el periodista de uno de los principales diarios alemanes Udo Ulfkotte haya denunciado que como muchos otros de su país fue sobornado por la CIA, que Fopea no haya dicho ni una letra al respecto y que justamente se haya expandido rápidamente en Alemania la noticia de la muerte de Nisman.
Tampoco es casual que una vez ocurrida la muerte de Nisman, dos de los principales voceros de la oposición y los más cercanos a “La” embajada, Mauricio Macri y Patricia Bullrich -junto con Elisa Carrió y Laura Alonso- (patrocinados todos por "democráticas" fundaciones de lobbistas y del Congreso de EE.UU., como la Ned y la Usaid, United States Agency for International Development), hayan sido los primeros en salir a pedir explicaciones al gobierno y lo hayan hecho justamente frente a los medios. Por caso, Bullrich, asidua disertante junto a Carrió ante los antichavistas en Caracas, debería explicar ahora por qué estaba frente las cámaras de TV al rato de ocurrida la muerte del fiscal. Y no es casual, en especial, que lo haya hecho señalando al gobierno como el presunto autor de un crimen, tal como lo hicieron luego en fila cada uno de los representantes de la oposición, con el candidato del establishment a la cabeza, como si se tratara de algo previsto…
Quien quiera pensar que la CIA, el Mossad, la ex Side, ciertos destacados políticos opositores, los dos diarios más grandes del país y parte de la prensa extranjera, periodistas que trabajan para “La” embajada y ex abogados de la Daia, confluyeron "por casualidad" en un mismo pensar y accionar, puede hacerlo, pero debe pensar también por qué sucedió así. 
Plantear desde los medios la hipótesis de un homicidio a manos del gobierno, pese a lo burdo de la maniobra, fue suficiente como para que con el maximizado apoyo político y de la redes sociales -en horas, se crearon cientos de usuarios falsos en Twitter convocando a una marcha contra el gobierno- se lograra llamar a manifestarse a cierta parte de la población que no se detuvo ni por un instante a pensar que nadie mata de manera tan obvia. Pero bien se sabe, la masa repite, no deduce. Es que la adscripción al fascismo clasista de La Nación o al populismo idiotizante de Clarín o a la “coreografía totalizadora” de cualquiera de los medios repetidores de esas usinas también tiene una explicación: de Copérnico para acá todos sabemos que la tierra gira alrededor del sol, sin embargo los diarios insisten en decirnos cada día a qué hora "sale" o a qué hora "se pone" el bendito sol y no por eso muchos logran darse cuenta de que se trata de una burda mentira.

N de la R: Natasha Niebieskikwiat, además de ser de la máxima confianza del secretario de redacción de Clarín, Ricardo Kirschbaum, es muy rápida para los mandados de su jefe o de la "compañía" (lo que es casi lo mismo). En la víspera de la "marcha del silencio", a un mes de la muerte de Nisman, la dispuesta escriba obtuvo y publicó el testimonio de una testigo, Natalia Fernández, quien dijo haber visto una serie de cosas en el procedimiento realizado en el departamento donde murió Nisman, de las que luego se desdijo, casi una por una, cuando fue citada dos días después por la fiscal Fein para que ratificara o no sus dichos. La testigo no se presentó en el diario sino que fue buscada por Natasha como lo admite la propia periodista http://m.diarioregistrado.com/mobile/politica/112948-natalia--la-testigo--pidio-que-cuiden-su-identidad--pero-clarin-hizo-todo-lo-contrario.html

domingo, 25 de enero de 2015

Nisman, Ecke, Holder, Yabrán y Cabezas


El automóvil marca AUDI patente MPC641 en el que se movilizaba el fallecido fiscal Alberto Nisman, es propiedad de Palermopack S.A., empresa de packaging cuyo dueño es socio de Eugenio Eduardo Ecke, vinculado con causas como las escuchas ilegales del macrismo, investigado por el asesinato de José Luis Cabezas, y señalado como operador local de un ex agente de la CIA. El auto pertenece a esa empresa propiedad de Fabián Aníbal y Claudio Alejandro Picon, socios comerciales de Ecke en otras dos empresas, llamadas Starpack y Easypack.
Ecke trabajó y está vinculado con Frank Holder, un ex agente de la CIA que actualmente tiene una empresa de seguridad privada llamada Kroll, que opera en Estados Unidos y Latinoamérica y es conocida como “la CIA privada”. Holder era asesor del embajador de EE.UU. en la Argentina, Terence Todman, y supervisó el traspaso de las empresas de Alfredo Yabrán al Grupo Exxel, de Juan Navarro Castex Ocampo.

Holder fue quien se ocupó de desvincular de las empresas de Yabrán a los represores Victor Hugo Dante Dinamarca, del Servicio Penitenciario Federal, y Adolfo Donda Tigel, torturador y asesino de la Esma y también tío de Victoria Donda y quien la entregó a su apropiador, el también torturador y represor José Antonio Azic.
Ecke está señalado como el operador local de Holder, así como Jefe de Seguridad de la empresa Exxel Group, que se quedó con las firmas de Alfredo Yabrán luego de su muerte. De hecho, fue vinculado en 1997 con el asesinato de José Luis Cabezas y nunca pudo explicar por qué recibió un llamado de un represor que trabajaba para Yabrán a la misma hora en que Cabezas era ejecutado. 

Además, mediante la empresa de seguridad de la que es principal ejecutivo, de nombre Segar, se sospecha de su vinculación con Ciro James, imputado por la causa de las escuchas ilegales durante la gestión macrista, que causalmente pinchó, entre otros, los teléfonos de Sergio Burstein, de la Asociación de Familiares y Amigos de las Víctimas de la Amia.
Holder sabe de operaciones políticas y de confabulaciones con medios de comunicación. En 2006 una investigación suya (a través, obviamente, de su agencia Kroll) casi voltea al gobierno de Lula da Silva en Brasil, en plena campaña presidencial. Lo hizo de la mano de la revista opositora Veja donde reveló que presuntamente varios ministros del gobierno tenían cuentas ocultas en el exterior del país. 
Pero eso no es todo. Según una versión no confirmada, pero con suficiente asidero, se involucra a Holder en la siniestra operación que terminó con la muerte de Alfredo Yabrán, el empresario vinculado al menemismo y reiteradamente acusado del tráfico de drogas y de armas. Según esa especie, Holder les había prometido a los represores entregarles las empresas de seguridad de Yabrán a cambio de coordinar o ejecutar la muerte de Cabezas, y por eso luego fue el encargado de deshacerse de ellos. Tras la encerrona política criminal que significó el asesinato de Cabezas para él, Yabrán se recluyó finalmente en la finca donde se suicidó. Hay quienes aseguran -y así lo sugirió un cable de la agencia Dyn (luego extrañamente rectificado)- que Yabrán recibió la visita de dos “extranjeros” que le advirtieron que su hija Melina corría peligro si él no tomaba la determinación de suicidarse. Y así fue. Demasiado parecido a lo que puede haber sucedido con Nisman.

martes, 25 de septiembre de 2012

El Golpe Blando y Estados Unidos


Una Invasión Silenciosa, Golpe Blando o Suave o Agresión Permanente, se llame como se llame, Estados Unidos ha desatado en el mundo, y especialmente en América Latina, una suerte de nueva guerra fría que tiene por objeto debilitar o bien derrocar a los gobiernos que no le son afines. La metodología elegida es la de dominar a la opinión pública para luego coordinar la acción de las fuerzas opositoras hasta lograr su objetivo: el dominio del poder político y, por ende, económico, tal como se hiciera otrora a través de las dictaduras cívico-militares. No se trata de una fantasía confabuladora ni de un delirio complotista, sino de un verdadero plan continental tal como se sostiene en el voluminoso material que incluye documentos desclasificados, informes confidenciales y abrumadora evidencia y en la más que abundante literatura al respecto aportada por periodistas de todo el mundo. El eje de este accionar está conformado por Estados Unidos (a través de la CIA y de sus embajadas), los medios de comunicación locales, las fundaciones u ONGs, los partidos de oposición y las asociaciones empresarias. Esos cinco elementos en conjunto, en realidad cuatro bajo el mando de uno, están llevando adelante desde hace por lo menos diez años una serie de acciones que con mayor o menor éxito tienen el mismo objetivo denunciado. Es una tarea medida y sistemática en contra de los países que detentan casi una tercera parte de los recursos naturales mundiales e impulsan hoy cierto grado de independencia económica y de unidad regional en su defensa. Poder visibilizar el accionar de estos grupos bajo el mandato de EE.UU. permite clarificar los hechos que se producen en los países de la región como para conocer el estado en el que se encuentra el proceso de control, debilitamiento o derrocamiento de cada gobierno.

Estados Unidos, la USAID, la NED y la CIA


Justo antes del intento de golpe en Ecuador, el presidente de EEUU, Barack Obama, elogió a las organizaciones no gubernamentales (ONGs), pero no nombró entre ellas a las Madres de Plaza de Mayo. La omisión presidencial no fue casual: no quería elogiar a la asociación más importante de América Latina sino que buscaba expresar un “reconocimiento” a las ONGs, pero de una forma en que no se notara su apoyo a esa Red de fundaciones y asociaciones que precisamente son financiadas desde su país para llevar adelante los llamados golpes blandos. Con todo, el mismo Obama debió salir a desmentir, en dos oportunidades, que la CIA o Estados Unidos hayan tenido algo ver con el intento de golpe de Estado en Ecuador...  
Esa Red de fundaciones es ni más ni menos que una organización impulsada por el Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI), una de las caras visibles de la estrategia de EE.UU. y de la CIA. Este instituto fue creado en 1983 por el ala derecha del Partido Demócrata norteamericano y a través de otras fundaciones tiene presencia en más de 50 países. Entre otras fuentes, recibe financiamiento de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), creada por Ronald Reagan para intervenir en la política interna de decenas de naciones en todo el mundo. Y también recibe colaboración de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID). Se trata de bastante más de los declarados us$ 2.000 millones que se asignan desde el Congreso estadounidense y se administran por esa vía a través de los centenares de fundaciones que “ayudan a controlar la democracia”.
Ese Golpe Suave frustrado en Ecuador, como los exitosos en Honduras y Paraguay, tienen idénticos antecedentes, idéntico financiamiento de EEUU, idénticas acciones civiles a través de las llamadas fundaciones u ONGs, idénticos soportes económicos a través de las asociaciones empresariales, idéntica complicidad mediático-empresaria e idéntica confabulación opositora. Y si suena a algo conocido en la Argentina no es casual. Es que entre estos intentos de Golpes Blandos se inscriben también obviamente los de Venezuela desde 2002 en adelante; el de Bolivia 2008, en la media luna rica, o el de la Argentina, también desde 2008, con el campo sojero, y ahora, en pleno desarrollo el de Clarín. También se tornan visibles las acciones contra el mismísimo Lula da Silva, antes, y la presidenta Dilma Rousseff luego, en Brasil. Llamativamente nada de eso ha sucedido en el Perú de Alan García, el Chile de Sebastián Piñera o la Colombia de Juan Manuel Santos o Álvaro Uribe.
La cuestión venezolana y la boliviana quedaron en evidencia en múltiples denuncias, que incluyen informes de EE.UU. y que han sido investigados por el propio Congreso norteamericano http://centrodealerta.org/noticias/injerencia_de_usaid_en_las_.html

Trabajos como el libro “USAID, NED Y CIA. La agresión permanente” escrito por la abogada y periodista venezolana-estadounidense Eva Gorlinger y el canadiense Jean Guy Allard, http://www.rebelion.org/docs/122608.pdf  ilustran claramente sobre cuál es la tarea de las fundaciones en estas “invasiones secretas”. También el periodista francés Thierry Meyssan y el filósofo e investigador argentino Rubén Dri, han dado cuenta de los idearios de este accionar. Otro tanto ha aportado el periodista e investigador estadounidense Jeremy Bigwood al denunciar las vinculaciones de la USAID y la NED con los medios y opositores, en Bolivia en particular, a lo igual que la periodista argentina y especialista en tema internacionales, en particular latinoamericanos, Stella Caloni .

Las cinco etapas del Golpe Blando

La reiterada apelación maniquea a términos como “democracia y libertad” o “no violencia” en el discurso de las fundaciones fue diseñado por el politólogo norteamericano Gene Sharp, quien también ideó la identificación de los gobiernos de Latinoamérica como “dictaduras populistas o regímenes autoritarios”.
Esa es la base estratégica del llamado Golpe Blando o Suave o Invasión silenciosa (término que describe mejor la esencia de la iniciativa golpista) que busca identificar a los gobernantes como “dictadores” y a los opositores como “demócratas”. Desde allí se elabora un discurso que repite una y otra vez el apelativo para instalarlo en el inconsciente colectivo. La idea no es antojadiza. El sociólogo estadounidense Sharp, creador también de la fundación Albert Einstein Intitute (AIE), trabaja en colaboración directa con la Central de Inteligencia Americana (CIA) a través del coronel Robert Helvey (a quien él mismo agradece en la presentación de sus escritos y quien ha hecho sus propios aportes "Sobre el conflicto no violento estratégico" que puede verse en  http://www.aeinstein.org/organizations/org/OSNC_Spanish.pdf  ). Allí Sharp editó gran cantidad de textos que pueden leerse en http://www.aeinstein.org/ aunque el más significativo de todos es “De la Dictadura a la Democracia" tal como se puede ver en http://www.aeinstein.org/organizations/org/DelaDict.pdf , donde describe paso a paso las acciones que pueden desarrollarse para derrocar a un gobierno “dictatorial” como llaman los medios afines a los gobiernos democráticos mayoritarios de América Latina.

De acuerdo a Sharp, la estrategia del “Golpe blando o Golpe suave” puede desarrollarse en cinco etapas jerarquizadas o simultáneamente.

Primera etapa: Ablandamiento (empleando la guerra de IV generación).
Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit reales o potenciales.
Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento. Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, manipulación del dólar, paro patronal (lockout) y otros. Denuncias de corrupción, promoción de intrigas sectarias y fractura de la unidad

Segunda etapa: Deslegitimación. Manipulación de los prejuicios anti-comunistas (anti-populistas). Impulso de campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa, derechos humanos y libertades públicas. Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único. Fractura ético-política.

Tercera etapa: Calentamiento de calle. Cabalgamiento de los conflictos y fomento de la movilización de calle. Elaboración de una plataforma de lucha que globalicen las demandas políticas y sociales. Generalización de todo tipo de protestas, exponenciando fallas y errores gubernamentales. Organización de manifestaciones, trancas y tomas de instituciones públicas (no respeto a las instituciones) que radicalicen la confrontación.

Cuarta etapa: Combinación de diversas formas de lucha. Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria. Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad. Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad

Quinta etapa: Fractura institucional. Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga la renuncia del presidente. En casos de fracasos, se mantiene la presión de calle y se migra hacia la resistencia armada. Preparación del terreno para una intervención militar del imperio o el desarrollo de una guerra civil prolongada. Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico.

Sharp no es un golpista de escritorio. Sus acciones, de la mano de la CIA se han desarrollado desde Lituania hasta Serbia pasando por Venezuela y Ucrania y en muchos de esos casos ha actuado allí personalmente. En un excelente artículo ( http://auto-hermes.ning.com/profiles/blogs/la-albert-einstein-institution-no-violencia-seg-n-la-cia?xg_source=activity ) el periodista francés Thierry Meyssan sostiene, entre otras cosas que: “En septiembre de 2002, Gene Sharp se encontraba en La Haya para adiestrar a los miembros del Iraqi National Council que se preparaban para regresar a Irak en la estela del ejército estadounidense. En septiembre de 2003 es también la Albert Einstein Institution (AEI) la que aconseja a la oposición poner en tela de juicio el resultado de las elecciones y organizar manifestaciones hasta que renunciara Eduard Shevarnadze, durante la “revolución” de las rosas, en Georgia. Cuando el golpe de Estado fracasa en Venezuela, en abril de 2002, Estados Unidos recurre también a la AEI para aconsejar a los empresarios ante la organización del referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez. Gene Sharp y su equipo guían a los dirigentes de Súmate durante las manifestaciones de agosto de 2004, pero fracasa. También fracasa en Bielorrusia y Zimbabwe al no poder reclutar y adoctrinar a tiempo la cantidad de manifestantes necesaria. Durante la “revolución naranja”, en noviembre de 2004, vuelve a aparecer en Kiev el amigo de Sharp, el coronel Helvey, un experto de la CIA en operaciones clandestinas. En Siria, y ante las revelaciones de WikiLeak y la participación de la USAID en ese país, el Departamento de Estado negó que esté tratando de derrocar al gobierno de Bashar al-Assad. "No, no estamos trabajando de socavar ese gobierno", dijo Mark Toner en rueda de prensa y añadió que el gobierno de EEUU está trabajando para promover los procesos democráticos en Siria y otras partes del mundo…”. En cambio, el analista norteamericano Webster Griffin Tarpley sospecha que la CIA impulsó y financió una película cargada de blasfemias contra Mahoma que produjo muy serías reacciones en el mundo islámico, lo cual habilitó el envío de tropas y buques de guerra a la región para “defender” a sus representaciones diplomáticas. Nada parecido a “socavar a un gobierno” ni mucho menos a varios… Las protestas comenzaron en Egipto, se desataron en Libia provocando la muerte del embajador estadounidense y de tres de sus diplomáticos, se extendieron a Marruecos, Sudán, Yemen con manifestantes muertos y heridos, Túnez, Irak, Irán, Gaza, Bangladesh, Israel y Siria...

En la Argentina la unión de los medios de comunicación y la embajada de EE.UU. es un clásico que se remonta a los inicios de la dictadura militar y aún antes desde aquel mítico Braden o Perón, como ha sucedido en casi todos los países de la región, y en alguno muy en particular como en el caso de Chile, durante del golpe de Estado de Augusto Pinochet. Desde 2008, luego de la llamada Resolución 125 que desató la ira de las “entidades del campo”, esa “sociedad” entre medios y la embajada se potenció y comenzó a tomar cuerpo a la vez que crecían paralelamente las fundaciones y ONGs financiadas desde la Usaid y la Ned, por el Congreso de Estados Unidos y la CIA. Desde entonces, una red de redes de esas fundaciones (que se expande por toda Latinoamérica y por toda la Argentina), y otra red, la de empresas periodísticas, con el Grupo Clarín a la cabeza, y periodistas cómplices -algunos, como Carlos Pagni de La Nación, Edgard Mainhard, Urgente y ex Clarín, y Roberto García, de Perfil, ya han sido procesados como miembros de una asociación ilícita junto a ex miembros de la Side, la central de inteligencia argentina-, han desatado una guerra psicológica e informativa que tiene por objeto la detracción, el desprestigio y por ende el desgaste de Cristina Fernández de Kirchner –antes se lo hizo con su marido y ex presidente fallecido, Néstor Kirchner- para neutralizar cualquier acción de gobierno que vaya en contra de los intereses concentrados. Esta estrategia de dominación está apoyada en la Argentina en el adoctrinamiento sutil a través de los medios, pero también en cierto grado de ignorancia de los pueblos e incluso sus clases medias y altas como producto de una acción de vaciamiento de contenido a la política y de conceptos vitales a la democracia, a la vez de la degradación de demandas legítimas como los derechos humanos y el exacerbar reclamos que no lo son tanto como la inseguridad, a través, centralmente, de la manipulación vía los medios de comunicación. La acción de 2008 tomó nuevo impulso en septiembre de 2012 a poco de cumplirse el plazo para que el oligopolio Clarín deba desinvertir, en casi la totalidad de los más de 300 medios que concentra, por la nueva Ley de Comunicación Audiovisual. En coincidencia se realizó en la Argentina un “cacerolazo” detrás del cual actuaron en conjunto opositores, medios y fundaciones  http://enpocaslineas.tumblr.com/post/31875287827/la-farsa-del-cacerolazo-auto-convocado-espontaneo-y Entre las fundaciones que se mencionan como organizadoras y difusoras del cacerolazo figuran la Fundación Despertar cuyo presidente es Eduardo Alfredo Bunge, su presidente honorario es Luciano Miguens (ex titular de la Sociedad Rural y de la Mesa de Enlace (que impulsó la asonada destituyente en 2008) y su vicepresidente es José Claudio Escribano (director del diario La Nación), Libertad y Progreso que preside Agustín Etchebarne (ejecutivo de Techint), integran entre otros Manuel Solanet (ex funcionario de la dictadura militar) y de la que participan periodistas como Carlos Pagni, el editorialista del diario La Nación que está procesado, y la fundación Pensar que es, según su propia definición, “la usina de ideas del PRO”.
La complicidad de medios, periodistas y fundaciones tiene también su correlato en la oposición político-partidaria y algunos grandes grupos económicos como Techint. Es fácil descubrir la alianza de medios, opositores y fundaciones con solo repasar algunos nombres que la componen. Por caso alcanza con citar que Patricia Bulrrich Luro Pueyrredón (tal como es su apellido completo), ex ministra de la Alianza, ex miembro de la Juventud Peronista, ex aliada de la opositora Elisa Carrió y ex otras cosas, está casada con quien fuera su improvisado asesor en el Ministerio de Trabajo, Guillermo Yanco (foto), quien preside una de esas fundaciones: el Instituto de Estudios Argentinos (Idear). Ese instituto, es miembro de la Red de Partidos Políticos, que ha tenido activa participación tanto en las intentonas destituyentes en la Argentina como en las asonadas en Venezuela, a través de conferencias y charlas a opositores en ese país, encabezadas, entre otras, justamente por las legisladoras Bullrich, Carrió y Silvana Giudici.  En la página www.ndipartidos.org se presenta a Yanco como abogado especialista en mediación. En la página de la CC www.coalicióncívica.org.ar se ve el estrecho vínculo de Yanco con el NDI. Allí se da cuenta de los seminarios por toda la región a los que lo llevó la NDI como presidente de Idear. Entre esas charlas también figuran las que la propia Bullrich y Silvana Giudici dieron en Venezuela en 2009, trabajando en ese sentido http://www.diarioelatlantico.com/diario/2009/10/23/3253-patricia-bullrich-y-silvina-giudici-protagonistas-en-caracas.html  También puede verse la colaboración prestada por periodistas como Pepe Eliaschev, Carlos Pagni (de La Nación) y Daniel Muchnick, otro periodista del Grupo Clarín, asesor directo del CEO del Grupo, Héctor Magnetto. Sin embargo, la magnitud de la relación de Yanco con la Ned se ilustra con una anécdota del abogado cuando daba sus primeros pasos junto a Elisa Lilita Carrió. Yanco dio un seminario para miembros del ARI en el Hotel Playas, de la ciudad balnearia de Pinamar. El encuentro era sobre modernización partidaria y lo organizó el NDI. Al terminar el seminario, en una cena con pocas personas, Yanco confesó allí algo con lo que dejó en evidencia su condición de cuadro regional de la NDI: Estoy trabajando con el instituto en todo el continente. Asesoro a la oposición en la Argentina, Bolivia y Venezueladijo casi sin advertir lo que en términos legales se conoce como una confesión de parte que releva de pruebas y en términos políticos se entiende como una acción destituyente.
La periodista Stella Calloni sostiene que la lista de fundaciones que  dependen de las "centrales" como la USAID o la NED, es interminable y se cuenta por miles. La NED y otras similares aparecen entre nosotros como organizaciones para "financiar" la democracia. Es importante conocer las conexiones de USAID y NED, más conocidas como "la cara social de la CIA" desde los años 80. Ambas  trabajan activamente en la Argentina presuntamente "financiando proyectos y movimientos democráticos" y creando otras bajo diversos nombres. Una de estas es la FL, que está en varias provincias a través de la Red Libertad, pero muy especialmente en Rosario, Santa Fe. En 2008 la FL, con el apoyo de la USAID realizó en Rosario el IV Congreso de Economía Provincial del que participaron Roger Noriega (conocido “halcón” de George Bush para la región); el escritor peruano y presidente de la Fundación Libertad en su país, Mario Vargas Llosa; el ex presidente español José María Aznar; el ex CIA Alberto Montaner; el entonces gobernador de Santa Fe, Hermes Binner y otros líderes de la derecha, como Mauricio Macri. Allí también se encontraron políticos de distintos partidos opositores nucleados en la Red de Acción Política (RAP), una fundación que “promueve la formación y el desarrollo de una mejor dirigencia”. La fundación reúne a Gabriela Michetti y Marcos Peña (PRO), Margarita Stolbizer, Adrián Pérez, María Eugenia Estenssoro (Coalición Cívica y la nueva estrella de Clarín) y Juan Carlos Morán. También hubo otros invitados como expositores como Francisco De Narvaez y Hugo Biolcatti e incluso periodistas como José Pepe Eliaschev o Daniel Muchnick o el mismísimo Carlos Pagni, aquel periodista del diario La Nación que apareció implicado en una filmación arreglando el pago de una supuesta coima y ahora está acusado de formar parte de una asociación ilícita. La presencia de periodistas no es casual: el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), que integró –y presidió- entre otros el periodista de Clarín yespecialista” en temas de Estados Unidos, Daniel Santoro recibe un aporte de la Ned superior a u$s 35.000. La NED tiene su sucursal local, la Fundación Libertad (FL) y entre sus satélites tiene a Pensar, la fundación que creó el Pro
La NED, creada por el ex presidente norteamericano Ronald Reagan “para intervenir en la política interna en naciones de todo el mundo”, financia al NDI que fue creado a su vez en 1983 por el ala derecha del Partido Demócrata norteamericano. A través de otras fundaciones tiene presencia en 50 países. En la Argentina la NED tiene su sucursal y es la Fundación Libertad (FL) y entre sus satélites, tiene a PensAR, una fundación creada por el Pro, que lidera Mauricio Macri. De PensAR forman parte: Eugenio Burzaco, Esteban Bullrich, Federico Pinedo, Horacio Rodríguez Larreta y Néstor Grindetti, Francisco Cabrera, todos con cargos públicos. Además participan el rabino Sergio Bergman y el presidente de Pampa Sur, Miguel Saredi; también Jorge Triaca (hijo del sindicalista plástico) quien a su vez tiene el grupo Pasión por Argentina junto a Esteban Bullrich. La cereza del postre se la lleva Julio Cirino quien integró un grupo de tareas en el Batallón de Inteligencia 601 durante la última dictadura militar. Los informes de Cirino pueden leerse en www.pensar-internacional1.blogspot.com. La FL fue creada en 1998 por profesionales, intelectuales y empresarios. Participan más de 200 empresas privadas que obviamente la financian. Su presidente es Gerardo Bongiovanni (ex Ucede). Está asociada a la Hermitage Foundation integrada por ultraconservadores estadounidenses. A su vez se conecta con la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) del ex presidente español José María Aznar, a la que se suma la Fundación Atlas de Guillermo Yeatts, admirador de Ronald Reagan

Fundaciones argentinas reciben aportes de la NED


Fundación Libertad (FL): La Fundación Libertad ha liderado la creación de REFUNDAR, Red de Fundaciones Argentinas, integrada por una decena de Instituciones Afines, ubicadas en las principales ciudades. Está vinculada con las redes PensAR (del Pro), Red Libertad, ESEADE, Fundación Carlos Pellegrini, Fundación Naumann y la Red de Entidades de Políticas Públicas, entre otras. También están la Fundación Salta, Salta; la Fundación Libertad, Rosario; la Fundación Global, de Mar del Plata; la Fundación Alberdi, de Mendoza; la Fundación Mercado, de Bahía Blanca; la Fundación del Tucumán, de Tucumán; la Fundación Progreso, de San Luis; la Fundación Iniciativa, de Córdoba; la Fundación ADE, de Santa Fe; la Fundación Hayas, de Ushuaia; la fundación Iberoamericana, de Buenos Aires; la Fundación Iniciativa, de Córdoba. A la red Refundar la apoyan entidades vinculadas de la Argentina, como Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Fundación República,  Fundación Sophia o la Universidad de San Andrés. Y en el exterior Atlas Economic Research Foundation (USA), Fraser Institute (Canadá) Fomento del Trabajo Internacional (España), CITEL (Perú), CEDICE (Venezuela), CERES (Uruguay), FAES (España).
“Las acusaciones históricas de las interferencias de EE.UU. aún se sostienen, aunque por suerte la mayoría de los países en Latinoamérica no están en una situación de poder tener dictaduras agresivas”, afirmó el fundador de WikiLeaks Julian  Assange en una entrevista al diario argentino Página/12. “Esa influencia ahora se expresa en la financiación de ciertas ONG y grupos por parte de la USAID  y en mantener a otros grupos dentro de la órbita de EE.UU. ya sea a través de la OEA, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) o por medio de otros arreglos”, precisó. “Este año el presupuesto del Departamento de Estado y el de la USAID han pasado a ser parte del presupuesto de seguridad nacional. Entonces toda esta ficción de que la Usaid era una agencia independiente, como se les decía a los latinoamericanos, ya no la dice más el gobierno de EE.UU., ya no se sostiene de ninguna manera. Según la descripción de esta maniobra que aparece en la página web del Departamento de Estado, la USAID estaba trabajando codo a codo con los militares, entonces es natural que sus presupuestos pasaran a formar parte del presupuesto para la seguridad nacional”.
 

En Venezuela. Eva Golinger denuncia en su libro "USAID, NED Y CIA. La Agresión permanente" la responsabilidad de las agencias norteamericanas en el golpe del 2002 y en los incidentes violentos que han surgido en el curso de los años:“Han financiado los actores y grupos políticos que han promovido estas acciones criminales, los han asesorado y los han apoyado políticamente durante lo largo de estos años. Todo eso está comprobado con evidencias contundentes. También han montado una Guerra Mediática y Psicológica contra el pueblo venezolano a través de los medios masivos de comunicación – nacionales e internacionales. Y esa Guerra – o las operaciones psicológicas, que son campañas de desprestigio contra Venezuela diseñadas en un laboratorio del Comando de Operaciones Especiales del Pentágono y financiados con millones de dólares y luego proyectadas y transmitidas por los medios nacionales e internacionales – ha tenido un impacto tremendo en la manera en que Venezuela es vista en el mundo. Esas matrices de opinión que promueven sobre Venezuela y el presidente Chávez, que aquí hay dictadura, que hay vínculo con el terrorismo y el narcotráfico, que se está desestabilizando la región, que viola los derechos humanos, etc., son dirigidas a justificar ante la opinión pública internacional las agresiones de Washington contra Venezuela”.“Hay un conjunto de factores financieros, intervencionistas, mediáticos, subversivos, militares y políticos que maneja Washington en cuanto a sus acciones contra Venezuela. No hay duda ninguna que esa injerencia constante de las agencias de Washington y sus aliados europeos han mantenido vivo el conflicto y la polémica en Venezuela durante los últimos años. Si no fuera por ese financiamiento de la USAID, la NED y las otras agencias extranjeras, y los contactos y vínculos y el apoyo político de Washington con la oposición, combinado con la guerra mediática y psicológica, Venezuela viviría con más paz y tranquilidad. En toda América Latina existe evidencia muy contundente sobre las acciones políticas y anti-democráticas de las agencias y actores de Washington contra los gobiernos progresistas”, sostiene Golinger.



En Bolivia, documentos recientemente desclasificados obtenidos por el investigador Jeremy Bigwood revelan que la USAID ha invertido millones de dólares en los partidos políticos de oposición desde 2002 para propiciar la "descentralización" y los proyectos "autonomía regional". Allí la USAID contrató la empresa Casals & Associates, Inc (C&A) para manejar decenas de millones de dólares que se otorgaron también a casi 400 organizaciones -llegan a 6.000 en la región-,partidos políticos, medios de comunicación, periodistas y proyectos, sobre todo los que tienen que ver en el respaldo al secesionismo de las regiones de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija…Bigwood reveló también documento desclasificados donde se especifica que la USAID recibió órdenes de la embajada de Estados Unidos para orientar su accionar en Bolivia en contra del gobierno nacional http://www.youtube.com/watch?v=ISNaqCdBazgEl investigador también denunció la intervención de la NED en la financiación de los medios de comunicación para incidir en el pensamiento de la población.


En Honduras. Uno de los grupos más agresivos en contra del presidente Manuel Zelaya, en las horas que precedieron el golpe de estado, queCNN escogió luego para justificar la acción de los militares, y que intentó provocar manifestaciones de apoyo a los golpistas, pertenece a la red de injerencia latinoamericana de la USAID que lo financia, apoya y orienta. Lo confirmó la investigadora venezolana Eva Golinger en un análisis titulado “El Primer Golpe de Obama” difundido en inglés por agencias alternativas, al revelar como el Movimiento Paz y Democracia (MPD) es una de las llamadas ONG que se benefician por esta vía y otras de las bondades del gobierno de Washington. María Martha Díaz Velázquez, que dirige la organización MPD fue una de las primeras entrevistadas por la CNN, que le dio todo el espacio necesario para atacar al presidente Manuel Zelaya y repetir consignas luego retomadas por los medios derechistas de la región. Díaz Velazquez“recitó”ante las cámaras que los militares hondureños no han hecho “ningún golpe de Estado, ellos están cumpliendo una orden del Congreso”. El periodista e historiador estadounidense Allan Greenberg e investigadores de instituciones universitarias estadounidenses han detectado en el marco del proceso que culminó con el derrocamiento de Zelaya en Honduras, la participación de empresas y fundaciones vinculadas a bancos que se han involucrado en actividades desestabilizadoras en Venezuela, como el manejo de transferencias de dinero usando la vía de Panamá y de Colombia.

En Paraguay. Con la consolidación de la Unasur y su entrada en vigencia el 11 de marzo del 2011 y con la ratificación del tratado de constitución por país, las oligarquías nacionales en los distintos países, y en especial en Paraguay se echaron a andar. El riesgo de la consolidación de este bloque, representaba una amenaza a los intereses norteamericanos en la Región, por lo cual la USAID y sus satélites crearon mayor presión y ampliaron trabajos dentro del campo de programas de “democracia”. Tras la elaboración del “Protocolo de Montevideo sobre el compromiso con la democracia en el Mercosur” más conocido como Protocolo de Ushuaia II, la derecha paraguaya observó como un riesgo la limitación de sus “libertades” de definir sus presidentes, ya sea por la vía del Golpe de estado o por medio de la desestabilización del ex presidente Fernando Lugo, como por ejemplo, que nombraran a Federico Franco. Pero el problema no radicaba en el Protocolo de Ushuaia II como tal, sino en lo que se subsume con ella, es decir, abre la puerta en llevar adelante políticas sociales con apoyo popular, y que ante la negativa de la derecha a las mismas, el Protocolo limita su capacidad de manipulación y boicot de procesos. El protocolo recoge no solo el Golpe de Estado, como acto en sí, sino todo lo que se considere como desestabilización, medios con los cuales y de los cuales siempre se ha prevalecido la derecha, el complot, la manipulación de la moneda, ataques directos a los ejecutivos de cada país, zozobra y políticas de shock hacia la población. Es así, que el periódico Abc Color se embandera en la lucha contra el citado Protocolo días después de su firma (21.12.2011), y acusa Lugo de entregar la soberanía nacional. Lo interesante es una pequeña nota en el mismo diario a finales del mes de diciembre, donde señala el riesgo de una ley sobre seguridad fronteriza, que afectaría a los principales productores de soja fronterizo, que es la franja de los denominados Brasiguayos que son un elemento activo en el Golpe de Estado. La ley de seguridad fronteriza, conjuntamente con las iniciativas sociales de reglamentar la venta de material genéticamente modificado “Ley de Bio-seguridad”, afecta de manera directa a las intenciones de expansión de la empresa Monsanto y otras transnacionales en Paraguay. La mayor extensión de producción transgénica, se encuentra en la zona fronteriza, de Paraguay con la Argentina y Brasil extendiéndose hacia el centro del país. Esta ley fronteriza llevaría a una expropiación de los terrenos y con ello la disminución de los territorios de cultivo de soja transgénica, además de afectar la Cámara Paraguaya de Oleaginosas, y con ello a su brazo gremial la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP), que se encontraba preparando antes del Golpe una movilización. Conjuntamente con estos factores, la Asociación Nacional Republicana (ANR) Partido Colorado, firma un Convenio de Cooperación con el brazo nacional de la USAID, el Centro de Información y Recursos para el desarrollo (CIRD)4, que tiene como Gerente de Administración de la Organización, Alvaro Caballero Carrizosa, pariente del pre-candidato a presidente por Patria Querida, el empresario Miguel Carrizosa, partido que juntamente con los Oviedista, Colorado y Liberal voto por el Golpe Parlamentario. Al frente del CIRD se encuentra Agustín Carrizosa. Este mismo convenio y trabajo se llevó adelante con los demás Partidos Políticos que llevaron adelante el Golpe Suave contra Lugo. Según la periodista argentina Stella Calloni la cosa no terminaba ahí: “Detrás de la destitución de Lugo hay elementos que deben verse como un ataque estratégico para el proyecto de desestabilización, tendiente a golpear la integración latinoamericana”.

En Ecuador el Departamento de Estado de EE.UU. aumentó el presupuesto de la USAID a más de us$ 38 millones. Uno de los principales ejecutores de los programas de la USAID en Ecuador es la misma empresa que opera con la derecha en Bolivia: Chemonics, Inc. Organizaciones en Ecuador como Participación Ciudadana y Pro-justicia han dispuesto de financiamiento de USAID y NED, tanto como miembros y sectores de Codempe, Pachakutik, la Coanie, la Corporación Empresarial Indígena del Ecuador y la Fundación Qellkaj. Uno de estos grupos, Pachakutik, respaldó a la policía golpista, exigió la renuncia del presidente Rafael Correa y lo responsabilizó por los hechos. Tal como en Honduras hizo el MPD, las agencias de noticias internacionales y los diarios argentinos y del mundo repitieron que no se había tratado de un Golpe de Estado sino, en este caso, de una rebelión policial. A fines de junio de 2012, Correa resolvió la expulsión de la USAID del territorio ecuatoriano.


Las naves insignia USAID y la NED


El periodista Thierry Meyssan habla de la NED como el eje de las redes de la injerencia “democrática” de Estados Unidos y explica: “Oficialmente creada el 6 de noviembre de 1982, la National Endowment for Democraty - NED dispone de un estatuto jurídico de asociación no lucrativa, pero su financiamiento es aprobado por el Congreso y figura en el capítulo del presupuesto del Departamento de Estado destinado a la Agencia para el Desarrollo Internacional (US Agency for International Development - USAID). Para mantener la ilusión de que se trata de una organización privada, la NED recibe también donaciones de tres asociaciones, que son a su vez financiadas indirectamente por contratos federales: la Smith Richardson Foundation, la John M. Olin Foundation y la Lynde and Harry Bradley Foundation. La mayoría de las figuras históricas de las acciones clandestinas de la CIA han sido en algún momento miembros del Consejo Administrativo o de la dirección de la NED, entre ellos Otto Reich, John Negroponte, Henry Cisneros o Elliot Abrams. Actualmente la preside Vin Weber, ex-representante republicano por Minnesota, fundador de la ultraconservadora asociación Empower America y buscador de fondos para la campaña de Bush en 2000. Su director ejecutivo es Carl Geshman, un ex-trotskista convertido en responsable del Partido Socialista de Estados Unidos (Social Democrats, USA) y miembro de la corriente neoconservadora. La NED  no es más que la continuación de las acciones secretas de la CIA por otros medios, razón por la cual el Reino Unido y Australia se asocian a su gestión en el marco del acuerdo que rige las relaciones entre sus servicios secretos militares. El principio de la NED es que ‘Lo que es bueno para América (EE.UU.), es bueno para el mundo’. Los fondos los maneja un Consejo Administrativo en el que están representados el Partido Republicano, el Partido Demócrata, la Cámara de Comercio de EE.UU. y la central sindical AFL-CIO. Cada uno de estos componentes propone acciones que deben ser aceptadas por dos tercios de los miembros. Después de atribuido el dinero, este transita mediante institutos controlados por alguno de los componentes. En la práctica, esto lleva a la NED a determinar los países que serán blanco de sus acciones y en cuáles financiará partidos e interlocutores sociales para derrocar gobiernos y poner personas en el poder según el interés de América (EE.UU.)’. La NED es la principal responsable de la crisis de las democracias en el mundo: no ha cesado de falsear los mecanismos institucionales y de asimilar la democracia a una ‘buena administración’ en nombre de los pueblos y suplantando a estos. Por otro lado, la utilización de institutos con diversas etiquetas políticas esconde a la opinión pública el origen de los fondos y los móviles que determinan que estos sean atribuidos. Los beneficiarios de las ‘ayudas’ son manipulados y quienes han negociado la atribución de estos fondos están perfectamente conscientes de los canales a los cuales se integran”.

Los cuatro institutos satélites de la NED son:
Centro Americano para la Solidaridad de los Trabajadores (American Center for International Labor Solidarity - ACILS). Presidido por John J. Sweeney en su calidad de secretario general de la central sindical AFLC-CIO. Centro para la Empresa Privada Internacional (Center for International Private Entreprise - CIPE). Dirigido por Thomas J. Donohue en su calidad de presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos. El Instituto Republicano Internacional (International Republican Institute - IRI). Presidido por el senador John McCain, perdedor en las primarias de 2000 ante Bush, principal defensor parlamentario de la guerra global contra el terrorismo. El Instituto Nacional Democrático para los Asuntos Internacionales (National Democratic Institut for International Affairs - NDI). Presidido por la ex-secretaria de estado Madeleine K. Albright.
El sistema de institutos satélites está inspirado en lo establecido por Estados Unidos, como ejército de ocupación, en Alemania con la Friedrich Ebert Stittung, la Friedrich Naunmann Stiftung, la Hans Seidal Stiftung y la Heinrich Boell Stiftung, utilizadas como retransmisores financieros en aquel país en lugar de los propios institutos alemanes. Siguiendo el mismo principio, la NED encontró corresponsales en diversos Estados aliados, miembros de la OTAN o de la antigua ANZUS, entre ellos: la Westminster Foundation for Democracy (Reino Unido), el International Center for Human Rights and Democratic Development (Canadá), la Fondation Jean Jaurès y la Fondation Robert Schuman (Francia), el International Liberal Center (Suecia), la Alfred Mozer Foundation (Holanda). En su vigésimo aniversario, la NED hizo un balance de su acción del que se desprende que este organismo financia y dirige actualmente más de 6.000 organizaciones políticas y sociales a través del mundo. Además forma cuadros políticos y sindicales y especialistas en el ejercicio de la democracia. Oficialmente, el presupuesto de la NED es de solamente 50 millones de dólares. Pero se agregan a esta cantidad numerosos co-financiamientos. Estas participaciones exteriores, de un monto evaluado en varios miles de millones de dólares al año, provienen principalmente del Departamento de Estado, del Departamento del Tesoro y de la CIA.